Páginas

15 de febrero de 2013

Los libros del Pen Colombia


Alfabetos poéticos

Cada libro presupone un gusto por parte del lector, más cuando son antologías. En ellas media el seleccionador de los textos y el acercamiento que hace el gustador de la literatura.
El Pen Colombia de Escritores ha publicado junto con Caza de Libros dos volúmenes, uno de narrativa y otro de poesía con autores que supongo pertenecen a esta organización. La edición poética estuvo a cargo de Carlos Vásquez-Zawadzki y Laureano Alba.
27 vates que leí en la tranquilidad de una tarde de lluvia. Les comparto una muestra los textos que me sedujeron:

RODRIGO ARGUELLO G.
Rodrigo Arguello G.  Estudios universitarios en filología, literatura y semiótica; Maestría en la pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia. Libros publicados, ensayo: Esculpir una idea; Los destinos de la palabra; Imago Mundi; Estética y Comunicación; Imaginación, creación y transcreación; Introducción al Simboanálisis; La muerte del relato metafísico; Los niños hidropónicos; Ciudad Gótica; Las proyecciones de Prometeo. Tecnologías de información y comunicaciones y transformaciones del sujeto. Narrativa: Las mujeres bellas no bailan de noche y Trancón sobre el asfalto.  Crónicas: Viagra para el eunuco. Investigador y académico –conferencista a niveles nacional e internacional- en los campos discursivos literario, comunicativo, urbanístico y semiótico – simbólico de los fenómenos de la cultura. En la actualidad coordina la línea de investigación Nuevos Medios, estética y construcción del sujeto, es Presidente de la Asociación Latinoamericana de Simboanálisis, con sede en Bogotá, y dirige la Colección Sabiduría Breve, de la Editorial Magisterio.

Los fantasmas del desierto

Bella nómada: esta noche, a pesar de las estrellas
Y  el aparente silencio del desierto, siento que  hay
Una imagen tuya oculta tras las dunas,
Un ruido de fondo proveniente del horizonte oscuro,
Un olor agazapado como un áspid,
Un deseo incontrolable.
Como ves, es muy difícil olvidarte.
        
  La ruta del deseo

Hermosa nómada, déjame ahora emprender esta otra aventura.
La más esperada de cuantas emprendemos.
Deja que mi caravana de dedos temblorosos transite
por tu cuerpo de fina arena.
Déja que mi brioso camello retoce en tus oasis.
Déjame perder en el simún de tus abrazos.
Déjame soñar sobre tu cuerpo con nuevos espejismos,
con infinitos horizontes.
Déjame encontrar la ruta del deseo.
Esa que el destino ha trazado sobre tu cuerpo.
¿No es lo que deseas?


NORA CARBONELL 
Nora Carbonell Poeta y narradora barranquillera. Licenciada en Filología e Idiomas, con postgrado en Pedagogía de la Lengua Escrita y diplomado en Gestión Artística. Dirige el Taller Libre de Creación Literaria y coordina la revista literaria Campanilla. Docente en el Colegio Mayor de Barranquilla y del Caribe. Coordinó durante 5 años el programa Viva la Literatura. Libros de poemas: “Voz de Ausencia”, “Horas del Asedio”, “Trece Poemas y Medio”, “Del Color de la Errancia”“El Juego de la Cineasta” (inédito). Literatura Infantil y Juvenil: “Armando Líos en el Arco Iris”, Lluvia María y el Ladrón de Sonidos”,  La Z en el País de los Números Enteros”, “Cuentos de Viajes y Aventuras”,  “Las Narraciones de Sirena”, “Aventuras de una Cometa”, “Lino y la Viajera”, entre otros. Primer Premio en el I Concurso de Cuentos Infantiles de Comfamiliar del Atlántico, Mención de honor en el III Concurso de Poesía Xicoalt (Salzburgo, Austria), Primer Premio en el Concurso de Cuento de El Túnel de Montería, 1° premio Concurso Nacional Casa de Poesía Silva, año 2012

El remo en la pared de un bar

Extraña al agua,
la sinuosa humedad que lamía sus hendiduras
el chasquido abierto bajo su golpe
la curvatura del río sobre el cauce de arena.
Una bella mujer atraviesa entre las mesas
y la levedad de su sombra toca al remo.
En su abandono, el exiliado despierta
a humanas fantasías.

El duende

Mi tío era rubio como un ario
se cambiaba el nombre y lustraba los zapatos
para seducir a las negras que le encantaban.
De su época de boxeador le quedó la nariz chata
y hablaba de la segunda guerra mundial
como si la hubiera vivido. Mi tío era ingenuo
como un niño y yo lo amaba como una madre.
El amanecer que murió, prestó un canto de lechuza
para anunciarme que se iba, mas yo no quise escucharlo.
Mi negativa lo mantiene vivo,
como un duende que se trepa
en el muro frágil de la memoria.


DORA CASTELLANOS
Dora Castellanos Bogotá. Poesía, prosa, periodismo ensayo, cuento, teatro, conferencias, crítica literaria. Poesía: Clamor, Verdad de Amor, Escrito Está, Eterna Huella, Hiroshima Amor Mío, Luz Sedienta, Año Dosmil Contigo, Zodíaco del Hombre, Amaranto Introspectiva y Perspectiva de su Obra, La Bolivaríada El Mundo es redondo, Efímeros mortales, Soñar soñando, Perversillos, La vida iIrremediable, Con luz de tus estrellas, Aroma de ciruelos, A cuerpo de rey, Bosque de niebla, Ventanita de Luna, Todo el amor. Fascículo antológico, Marimar poesía para los niños. Marilunio, Ella... la madre Eva. Ganador del accésit del III Premio Internacional de poesía Rubén Darío, organizado por el PEN Club de España. Abolengo, fascículo antológico. Eterna huella y otros poemas, Fascículo, miniantología, Colombeia, geográfica lírica de Colombia. Madre, fascículo antológico. Prosa:Un Hombre Diáfano, Simón Bolívar. (Mujeres en la vida de El Libertador), y "Garcelita La Garza Bonita", La Piñata de Aurel. "Luminosa la estrella codiciosa", didacticuento para niños, de la colección "El Sol de los venados". Sapote el sapo feote, didacticuento para niños, de la colección "El Sol de los venados".

Algún día

Un día llegarás;
el amor nos espera
y me dirás:
Amada, ya llegó la primavera.
Un día me amarás.
Estarás de mi pecho tan cercano,
que no sabré si el fuego que me abrasa
es de tu corazón o del verano.

Un día me tendrás.
Escucharemos mudos
latir nuestras arterias
y sollozar los árboles desnudos.

Un día. Cualquier día.
Breve y eterno
el amor es el mismo
en verano, en otoño y en invierno.


RENATA DURÁN 
Renata Durán Bogotá. Ha publicado los libros: Muñeca rota (1981), Oculta ceremonia, (1985), Sombras sonoras (1986), Poemas escogidos (1993), y El sol apagado (1994). Colaboradora habitual del suplemento literario Lecturas Dominicales del periódico colombiano El Tiempo.

Reloj de arena
                                                 
                                                  " Quiso un mundo que fuera
                                                     como fuga de pájaros”
                                                                     Jorge Gaitán Durán

En la ciudad pasean
las nubes por los cerros
Y sobre ellos cae,
noche a noche
la vida,
día a día
la muerte.
En la ciudad
circulan
las pasiones falaces,
las uvas del horror
y los ríos de miel.

Allí
se calla
la memoria
del agua
y es efímero
el esplendor del sol.
El tiempo loco
corre
capturado en sus muros
y gira
y gira
hasta volverse ruido.

Año tras año acorta
el hilo de sus horas...

Frenético desata
su melena de espanto.

En la ciudad
me entrego
a su insólita danza.
Ciño mi cuerpo al suyo
en su ritual absurdo
y gota a gota
me hiere
con su arena de luz.

El río ausente


El río ausente en la ciudad

me llama.

Hay un vuelo de pájaros
sobre su aura invisible.
Los hilos de la lluvia
destejen puertas
al infinito
blanco
Una tarde de jueves
en la que veo llover
Y el agua cae
al río ausente. 


EDUARDO GÓMEZ 


Eduardo Gómez Miraflores (Boyacá). Estudios de Derecho en Bogotá. Estudió en Alemania literatura y dramaturgia. Fue director de publicaciones en Colcultura. Desde hace treinta y seis años es profesor de literatura europea en la Universidad de los Andes. Dirigió la revista Texto y contexto. Fue presidente de la Sociedad Goethe de Colombia. Poesía: Restauración de la palabra, El continente de los muertos, Movimientos sinfónicos, El viajero innumerable, Historia baladesca de un poeta, Las claves secretas, Faro de luna y sol y La noche casi aurora (antología); y ensayo: Ensayos de crítica interpretativa – T. Mann, F. Kafka, M. Proust, W. Goethe, Reflexiones y esbozos – sobre teatro, poesía y crítica literaria en Colombia, Memorias críticas de un estudiante de humanidades en Alemania Socialista y Notas sobre el surgimiento del teatro moderno en Colombia y la influencia de Brecht. Figura en cerca de 30 antologías. La editorial Libros de la frontera de Barcelona, publicó en al año 2000 una antología de su poesía, y la editorial Trafo de Berlín editó sendas antologías en 2007, una en español, La ciudad delirante,  y otra bilingüe, Stadt im Fieber. Novela, inédita, La búsqueda insaciable; y un libro de poemas, La noche casi aurora.



El viajero innumerable


Búscame detrás de los árboles sumidos en la noche
más allá de las últimas casas de los barrios pobres
entre las callejuelas desamparadas y en los hoteluchos
en los cementerios que sueñan con el coro infinito de los grillos
en los parques ungidos por el crimen y la pasión
en los palacios ruinosos que el crepúsculo agiganta.
Soy el pasajero de los trenes de medianoche
el viajero de barcos navegando entre nieblas
o bajo cielos negros para una luna en agonía
el viudo de bodas imposibles
el nostálgico de la Edad de los Dioses
el soñador de imperios abolidos y leyendas siniestras
el narrador de historias de enanos crueles y dulces bueyes degollados
el amigo fúnebre y el amante encadenado
el trovador de castillos-en-el-aire y desiertos ardientes
el pescador de almas condenadas
el que tiembla en la zarza ardiente de la melancolía
y el que gime en una obscena agonía.

Allí donde los lirios cortados destilan sangre y llanto emponzoñado
donde respira detrás de cada flor nocturna un hada del Paraíso Perdido
allí donde solloza un niño en el limbo de los que no nacieron
en esas estancias penumbrosas donde vibran canciones de ahorcados
allí estaré infatigable esperándote.
Allí donde Mefistófeles rasurado y cortés
escucha las cantatas de Bach y los gozos seráficos de Händel
donde Bolívar destroza con su espada los altares patrióticos
y arroja del templo a los mercaderes de la sangre
donde Goethe medita ante la tempestad del Gran Océano
donde Beethoven suda sangre en los huertos silenciosos
y  Baudelaire conversa con los vampiros y los brujos
en laberintos donde la luna sueña sombras azules
y Proust se asfixia de amor en estancias de fieltro
allí donde Shakespeare vuela por cielos desmesurados
en los cárdenos horizontes de erizados Himalayas
allí estaré – infatigable – esperándote.


El viajero


                  A Günter Ricther

Después de tantos viajes regresó desnudo a casa
en las manos una luna rota recogida en el polvo.

Apareció en el camino montando una jirafa, conversando de cosas cotidianas.

Le preguntaron sobre las siete maravillas
y el narró una conversación de sobremesa.

Le preguntaron sobre los rascacielos en New York
y narró una pelea de negros armados de blancos dientes.

Le preguntaron sobre el París de los taxis
y habló de un mendigo pintoresco desayunando en Montmartre.
Lucía desnudo pero usaba gruesas gafas y costosos anillos acorazaban sus dedos.

Le pidieron que cantara
y él habló de los trenes que atropellan la noche.

Le pidieron que danzara
y habló de la dolorosa quietud de los parias.

Lucía desnudo pero guardaba cien raídos trajes:
entre condecoraciones y medallas
un espejo mellado
entre cosméticos y charreteras
un librito perfumado,
entre muebles anticuados
un ataúd-cama,
entre cuchillos y revólveres
pañuelitos de encaje.
En sus ojos ardían mil ciudades distantes.


JULIA SIMONA GUERRERO


Julia Simona Guerrero (Alba Ximena Gutiérrez Santander). Cali. Arquitecta. Ha participado en varios encuentros literarios y de poesía en escena en Colombia, Alemania, España y Chile. En 1999 Realiza en la ciudad de Cali, el primer encuentro de poesía en escena. Jurado para el concurso de escritores discapacitados de la Secretaria de Cultura de Cali. Libros: “Alquimera”, “Aproximaciones al silencio”, “Música Abismal”, “Canto de grillos”. Así como “Los Amantes Deliciosos”, “República paraíso”, “De sirenas y serpientes”, “Victimas de Guerra”, “Sin embargo mis besos”,  “Corazón de mujer” (30 poemas de amor) y “Legado de la última época”, poesía inédita. También “Cuento para niñas” “La Canción del exiliado” y “Panfletos para contemplar el amanecer y realizar otros prodigios”. Libros publicados: Del Alba Hasta La Tarde, Algo Hiela La Tierra, La Discordia de la Manzana.

La cacería

Hay un tigre
en el alma del bosque
Hay un tigre
en el alma del hombre
Rio de oro fluyendo por los nervios
acecha con elegancia y denuedo
Ave negra temed al tigre
cada mancha un día fue ave
hoy embellece al valeroso
hay una muerte que devasta y extermina
hay una muerte que nutre  y salva
¿Cual eliges?
  

LA MAGA
(Leonor Carrasquilla Castello)
    La Maga (Leonor Carrasquilla Castello) Descendiente de la legendaria familia Pulnam. Obra poética: María en abril, La operación Mantel durante el paseo de Gopal de las entrañas, La piedad del Karma, La marcha del tiempo de ser y otros poemas, Cantos rodados, Tres días contigo, El sol en ramos, La rebelión del Santo Grial, Fuego de espejos, Los correos negros, El señor del tiempo, En el árbol ebrio de tu corazón, Miranda Amore. Premios. Primer Concurso de cultura latinoamericana, Asunción, con el libro La rebelión del Santo Grial. Premio Concurso Hispanoamericano de Poesía, Tercer Milenio, Lima. Afiliada al PEN Internacional/ Colombia, al A. W. A. y a Uneda, Unión de Escritores de América.

 TARJETA DE PÉSAME

El yin y el yang
la oscuridad y la luz
la vida y la muerte
son apenas las casas menores
de la verdad sin dolor


LAS TUMBAS DE SU FLOR

Las potestades del reposo
caminan como los sueños que van a dios
caminan también
en el retroceso cumbre de la salud
como los cuerpos que van
a las tumbas de su flor


HAY MUERTES DE LUNA HAY MUERTES DE SOL

Hoy me ha visitado
el espíritu de la consumación
de la muerte eterna
este espíritu
es diferente del espíritu
de la muerte que resucita
hay muertes de muertes
hay muertes que dan su sangre
para que las gentes vivan
hay muertes que dan su vida
para amamantar las flores
hay muertes de luna
hay muertes de sol
está el asfalto de la muerte viva
están las muertes
que se contagian entre sí
están los que murieron
de la misma primavera
está Jaime el que encontraron muerto
porque se había derretido
de alas por dentro
las alas de la revolución
está la niña que murió
de ángeles del futuro
están las muertes que renuncian a morir
las muertes que no tienen afán
las muertes que se mueren
de la premura del amor
está la destilación de la hoja
que se muere de la transparencia de la muerte
está la mímica de la muerte
y la compasión
para no perder la fuerza de la tempestad
cuando la repartición de los muertos
todo lo que existe
es la muerte y el amor
lo demás es ilusión

  
WINSTON MORALES CHAVARRO
Winston Morales Chavarro Magister en estudios de la cultura, mención literatura hispanoamericana (Universidad Andina Simón Bolívar). Premios: Concurso Nacional de Poesía Universidad de Antioquia; Concurso Nacional de Poesía Euclides Jaramillo Arango; Universidad del Quindío 2000; IX Bienal Nacional de novela José Eustasio Rivera; Poesía Universidad Tecnológica de Bolívar. Residencia en Focas, México, proyecto “Paralelos de lo invisible: Chichén Itza – San Agustín, y residencia artística  del Grupo de los tres del Ministerio de Cultura, Colombia. Libros publicados, poesía: Aniquirona, De regreso a Schuaima, Memorias de Alexander de Brucco, Summa poética, Camino a Rogitama. Novela: Dios puso una sonrisa sobre su rostro. Ensayo: Poéticas del ocultismo en las escrituras de José Antonio Ramos Sucre, Carlos Obregón, César Dávila y Jaime Sáenz. Profesor de tiempo completo, Universidad de Cartagena.

I
A EVA EN EL DESTIERRO

Qué hermosa es Eva
Qué hermosa la serpiente que le rodea
El árbol que crece en su talle
El fruto carnoso que despliegan sus labios
Al posar sobre la ocarina
Su música en las orillas del bosque.

Qué hermoso su cabello
-Grajillas oscuras que caen sobre sus hombros perfumados-
su nariz que respira otros mundos
y crea para tantos laberintos
el azahar y las guirnaldas que los sustituya.

Qué hermosa es Eva
Qué hermosos sus tobillos
Las huellas que dibuja sobre la arena
Para marcar el camino hacia la luz y hacia las sombras.
Qué hermosos los hijos que le ha arrojado al mundo
El río que desciende por las colinas de su vientre
El volcán de sus ojos de fuego.

Qué hermosa esta costilla pensante
Este polvo sagrado
Esta caña aromática
Que guarda en sus pechos fragantes
Otra manzana para las épocas de lluvia.

II
CAÍN

Mi quinto nombre es Caín
Soy la reencarnación del polvo
El hermano mayor de los caballos marinos
El barro que echó raíces
Hasta volverse un hombre
Un río de poemas y arboladuras.

Soy agricultor
Cultivo pájaros y frutas
He vivido la mayor parte del destierro en Nod
Al oriente del Edén
En donde el árbol prohibido
Se extiende hacia los caminos olorosos que ahora circundo.

Soy Caín
Hermano de Abel
Hermano de las hojas secas,
Del viento, de los pinos de Alepo,
De Set, del exilio y de las largas caminatas por la arena.

Gracias a la quijada de un burro
Conozco la voz de las orillas,
El crepitar de la lluvia sobre los mundos subterráneos
El silbido orquestal de las esferas,
Las regiones desérticas del cosmos,
El palpitar angustiado del Mar Muerto.

Soy hijo de una multiplicación de huesos,
De Adamá, de la luz,
del manantial prístino que manó de las manos de mi padre.

Cosecho peces, madreselvas, aves mitológicas,
La belleza de la divina providencia
En donde yo,
Labrador de las palabras,
Soy la parte onírica de las cosas.

Mi quinto nombre es Caín
Soy un barco de polvo
Uno de los primeros nómadas verdes;
De mí descienden Enoc, Irad, Metusael, Lamec
Y todos los hombres que tocan el arpa y la flauta.

No creo en los señalamientos, en las culpas,
Tampoco en el azar
Las cosas están escritas, prefijadas,
Soy agricultor
Y aunque a mi padre azul no le gusten mis cosechas
Hoy,
Después de tanto tiempo,
Vengo a ofrendarle mis poemas.


MARÍA CLARA OSPINA
María Clara Ospina Colombia / Estados Unidos. Educación: Colombia, Estados Unidos y Europa. Graduada en Administración de Empresas. Trabajo: Televisión colombiana entrevistando personajes internacionales. Subdirectora de la Oficina para la Promoción del  Empleo de la Presidencia de la Republica. Cónsul de la Republica de Colombia en Miami, USA. Libros: Profiles in Democracy. A New Generation of Latin American Leaders / Protagonistas de la Democracia. Una Nueva generación de Líderes Latinoamericanos, un compendio de entrevistas con diecisiete presidentes de Latinoamérica.  Doña Bertha. Biografía de la líder política colombiana del Viento. Libros de poesía, Entre la Lumbre y el Agua, Lenguaje de Maderas talladas. Miembro de la Academia de Historia de Bogotá.

Lenguaje de maderas talladas

Un poema,
habla con el parloteo
de los delfines rosados,
las lágrimas de las mujeres,
la risa de las cotorras.

Dice de saboreados encuentros
y
deliciosos orgasmos.

Es alumbramiento de sombras
o prisma cristalino.

Es lenguaje de maderas talladas. 

¡Inesperado asombro!

Florida
palabra amada.

GABRIELA SANTA ARCINIEGAS
Gabriela Santa Arciniegas  Estudios de literatura, Pontificia Universidad Javeriana; especialización en Docencia Universitaria, Universidad del Bosque; Maestría en literatura, Pontificia Universidad Javeriana. Investigaciones sobre mitología amazónica colombiana; la transgresión en el arte; el viaje del héroe, camino iniciático; Pedro Salinas. Gestión cultural: Festivales Poéticos de Tenjo; Directora de la Fundación Cultural Germán Arciniegas. Docencia en lengua y literatura; talleres de creación literaria y de Manga. Publicaciones, libros individuales: Sol menguante; Awaré. En antologías, participación en Oscuro es el canto de la lluvia, Granos de arena, Señales de ruta, Cuentos cortos, En Brasil de los sueños.

*
El bosque mordisquea
sombra a sombra
el tiempo

Va dejando ausencias
va corroyendo los cráneos ilustres
que hicieron piedra a piedra
número a número
sonido a sonido
mi gran palacio sonoro
mi intrincado templo
y mis columnas

El bosque tantas veces inmolado
quemado por ser caótica brujería
nunca dejó sus ansias

Sabemos que sobre mi esqueleto
el bosque, la selva negra
la maraña del infinito
de las Xs sin ecuación
muerte multiplicada y promiscua
se comerá los clavicémbalos y las tragedias

El laberinto de la nada se comerá nuestro amor
nuestras venganzas
y nuestros deseos angélicos.


MARUJA VIEIRA
Maruja Vieira Manizales. Numeraria en Colombia de la Academia de la Lengua y Correspondiente de la Real Academia Española. Poeta, periodista, relacionista pública, catedrática y ensayista. Colaboradora de El Nacional, El Heraldo y El Universal de Caracas, columnista del diario El País en Cali y de otros periódicos y revistas de América Latina; se desempeñó como directora de programas de radio y televisión. Libros: Campanario de lluviaLos poemas de eneroPoesíaPalabras de la ausenciaClave mínima, Mis propias palabras, Tiempo de vivir, Sombra del amor,  Los nombres de la ausencia y Todo lo que era mío, Rompecabezas, Tiempo de la Memoria. Traducida al inglés, francés, alemán, griego, húngaro y gallego. Reconocomientos: Orden Aquilino Villegas, del Departamento de Caldas; de la Gran Cruz de su ciudad natal. Orden de la Cultura, del Ministerio de Cultura; Medalla Simón Bolívar del Ministerio de Educación Nacional; Medalla Honor al Mérito Artístico de Bogotá, D.C, y Orden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez en el grado Cruz de Oro, del Concejo de Bogotá, D.C. Premio “Erato”.

LOS 90

A los 90 estamos descaradamente vivos.
Se supone que los que nos aman deben saber
que caminar ya no es la alegría de antes,
a menos que sea al sol y sobre la hierba.,

Se supone que deben saber
que nuestras noches son demasiado largas,
porque tenemos que acostarnos muy temprano
y hay muchas cosas que ya no podemos hacer
porque nos cansamos.

Pero seguimos descaradamente vivos
y no son nuestros ojos,
es la luz la que se debilita cuando queremos leer
y no son nuestros oídos,
es la voz de los otros la que ya no tiene sonido.
Son las calles las que se han vuelto
demasiado largas y las escaleras demasiado altas.

Pero seguimos descaradamente vivos
y algunos afortunados tenemos
una ventana por donde entra el sol de la tarde
y una voz muy amada que nos llama.

                       (A Ana Mercedes Vivas)


PALABRAS PARA MATILDE ESPINOSA

Es otro atardecer
de tu ausencia
y yo sigo buscándote,
en esta hora exacta
de las seis de la tarde.

En tu voz
yo encontraba la música
de los ríos que amabas.
Tus palabras eran la fuerza
que ahora me falta.

Es la hora en que pienso en ti,
Matilde,
cuando el azul y el verde
se disuelven en la montaña
y están quietos los árboles.

Yo buscaba tu voz
y encontraba tu luz;
ya no la encuentro.

Ahora nada se interpone
entre mi corazón y el miedo.


RAYUELA

En memoria de Ignacio Ramírez, el Cronopio Mayor

Hoy necesito dibujar una rayuela
en alguna parte.
No puedo hacerlo en la Rue Martel
de París,
que estará llena de cronopios,
famas y conejitos
con flores amarillas
en las orejas.

Tengo que dibujarla aquí,
con los bigotes de mi gata
reflejados en un espejo.

Al otro lado del espejo
me encontraré contigo, Ignacio.
Y jugaremos a la rayuela
con la seguridad de llegar al cielo.



Con mis amigos poetas del Pen.
Con Renata Durán
Con Maruja Viera
Con Julia Simona Guerrero
Con Rodrigo Arguello

No hay comentarios: