Páginas

27 de agosto de 2013

Cuentos de Jorge Eliécer Pardo. Suicidio.



Suicidio*
  

Cuando se ha muerto una vez de amor, se debe morir de nuevo
Horacio Quiroga

Y llénate continuamente de Amor, pequeño Eliot.
David Mejía Velilla


Ella era una mujer común pero quería quitarse la vida. Estudió en los libros de la civilización todas las formas inventadas por el hombre para arrancarse la existencia. Y decidió morir en el momento en que el mundo se partía en el abismo profundo e iluminado del amor. Supo entonces que para dejar eternamente su vida en la falsa memoria del recuerdo tendría que amar a un hombre... y se enamoró de un poeta que la resucitaba cada mañana.


Bogotá, 1982




* Magazín Dominical El Espectador, Bogotá, junio 26 de 1983.

1 comentario:

Francisco Sánchez Jiménez dijo...

La heurística de la poesía y el anhelo demiurgíco del poeta inventando otras realidades concitan el texto de J. E. Pardo. Lo imposible se torna factible.

Francisco Sánchez Jiménez